LEASING

 

¿QUÉ ES EL ARRENDAMIENTO FINANCIERO O LEASING?

¿QUÉ SE PUEDE FINANCIAR MEDIANTE UN CONTRATO DE LEASING?

¿CÓMO FUNCIONA EL LEASING?

¿QUÉ TIPOS DE ARRENDAMIENTO HAY?

¿QUÉ DEBE FIGURAR EN EL CONTRATO DE LEASING?

¿CUÁLES SON LAS OBLIGACIONES DEL ARRENDATARIO Y DEL ARRENDADOR?

¿CUÁL ES LA FISCALIDAD DEL LEASING?

¿QUIÉN PAGA EL IVA EN EL LEASING?

¿QUIÉN PUEDE SER SOCIEDAD DE LEASING?

¿PUEDE EL CLIENTE VENDER EL BIEN OBJETO DE LEASING DURANTE LA VIGENCIA DEL CONTRATO?

¿LAS CUOTAS PUEDEN TENER UNA PERIODICIDAD DISTINTA A LA MENSUAL?

¿EL CLIENTE PUEDE CEDER LA OPCIÓN DE COMPRA A UN TERCERO?

SI EL CLIENTE DEVUELVE EL BIEN ANTES DE CANCELAR LA ÚLTIMA CUOTA DE ARRENDAMIENTO, ¿CESA SU OBLIGACIÓN CON EL BANCO O LA SOCIEDAD DE LEASING?

¿QUÉ COSTES HAY EN UN LEASING?

NORMATIVA APLICABLE

VENTAJAS E INCONVENIENTES

 

 

 

¿Qué es el arrendamiento financiero o leasing?

Desde el punto de vista jurídico, es una operación por la que una empresa arrendadora alquila a otra (arrendataria) un determinado bien a cambio de una cuota periódica.

Desde el punto de vista contable, se entiende por arrendamiento cualquier acuerdo, con independencia de su instrumentación jurídica, por el que el arrendador cede al arrendatario, a cambio de percibir una suma única de dinero o una serie de pagos o cuotas, el derecho a utilizar un activo durante un periodo de tiempo determinado; dicho arrendamiento será financiero (leasing) cuando se deduzca de las condiciones económicas de un acuerdo de arrendamiento que se transfieren sustancialmente todos los riesgos y beneficios inherentes a la propiedad del activo objeto del contrato

Los bienes adquiridos han de estar única y exclusivamente vinculados al desarrollo de una actividad económica por lo que su ámbito de contratación se circunscribe específicamente a las personas jurídicas que hayan de presentar el impuesto de sociedades y personas físicas que desarrollen actividades empresariales o profesionales. Por otra parte la duración del contrato de leasing está sujeta a las siguientes limitaciones:

·         2 años en el caso de leasing que se establezcan sobre bienes muebles.

·         10 años en el caso de leasing sobre bienes inmuebles.

Una vez finalizado el contrato, el empresario-arrendatario tiene tres posibilidades:

·         Adquirir la propiedad del bien ejercitando una opción de compra. En este caso último caso adquirirá el bien mediante el pago del denominado valor residual. Es decir, del precio originario fijado para el bien, serán deducidas aquellas cantidades que, durante la vigencia del contrato, se hubiesen pagado. Valor residual que, en todo caso, deberá reflejarse en el propio contrato de leasing.

·         Suscribir un nuevo contrato de leasing sobre el mismo material.

·         Devolverlo a la entidad que se lo ha prestado.

La mayor ventaja del leasing es que el empresario obtiene una financiación del 100 por cien de la inversión, por lo que no tiene que hacer desembolsos iniciales. Por lo tanto, es un producto adecuado para las empresas de nueva creación, con escasez de recursos y también para las empresas que quieran renovarse tecnológicamente.

¿Qué se puede financiar mediante un contrato de leasing?

Mediante un contrato de leasing se pueden financiar bienes muebles e inmuebles.

Bienes muebles: Se incluye la financiación de bienes de equipo, maquinaria en general, herramientas, vehículos industriales y comerciales, equipos técnicos, de oficina, etc.

Bienes inmuebles: todo tipo de edificios, locales, despachos, oficinas, plantas industriales, e incluso edificios sin construir, en cuyo caso la sociedad de leasing puede adquirir la propiedad del solar y construir la obra.

Tanto los bienes muebles como inmuebles deben ir destinados a una actividad productiva con fines agrarios, industriales, comerciales o profesionales o de servicios. Aunque en otros países europeos se pueden financiar viviendas mediante el leasing, la legislación española no permite todavía este tipo de operación inmobiliaria.

¿Cómo funciona el leasing?

Mediante el pago de una cuota mensual durante un plazo determinado, plazo durante el cual la compañía de leasing alquila el bien al arrendatario. Una vez finalizado el contrato se puede dar cualquiera de las tres situaciones anteriormente expuestas.

¿Qué tipos de arrendamiento hay?

·         Financiero. Éste es el leasing propiamente dicho. En este leasing intervienen tres agentes: el usuario o arrendatario que tendrá el derecho de uso del bien; la sociedad de leasing o arrendador, que adquiere el bien que necesita el usuario y se lo cede por un período de tiempo determinado con opción a compra (su finalidad no es vender bienes sino prestar un servicio financiero); y, finalmente, el proveedor, que vende el bien a la sociedad de leasing para que lo ceda al usuario.

·         Operativo. Es lo que conocemos por renting. Tiene valores residuales más altos que los del leasing financiero, lo que conlleva que normalmente no se ejercite el derecho a compra. La sociedad de leasing amortiza el bien tras haberlo cedido en varias operaciones. Frecuentemente, se constituye entre el proveedor y el cliente. Es el fabricante o distribuidor quien ofrece al usuario la posibilidad de financiar un bien a través del alquiler con opción a compra al término del contrato.

·         Leasing con apalancamiento financiero. Además del arrendatario y el arrendador interviene un prestamista a largo plazo que contribuye a la operación con el 80 por ciento del valor de la misma.

·         Leasing indirecto. Es el vendedor de un producto, como por ejemplo fabricantes de bienes de equipo o automóviles, el que comunica a arrendatario y arrendador.

·         Leasing mobiliario, se trata del tipo de leasing más habitual utilizado para la adquisición de maquinaria, vehículos etc. Dentro de esta modalidad es habitual que en el momento de la contratación podamos optar entre financiar o no los impuestos de la compra, esto es el IVA inicial.

·         Leasing inmobiliario, en este caso nos encontramos con que la finalidad del leasing es la adquisición de un inmueble. Puesto que la adquisición de un inmueble está sujeta a la realización de un importante desembolso inicial, escrituras, impuestos, etc. y que en el caso de los locales comerciales e industriales el tipo de IVA es del 18 % hay muchas empresas que optan por esta modalidad de leasing pues las permite financiar el 100 % del precio de adquisición más todos los gastos e impuestos inherentes a la compra.

·         Lease back o retroleasing. es una modalidad de leasing utilizada para transformar en liquidez un determinado activo de la empresa manteniendo el uso del mismo. Así la empresa vende el activo a la entidad financiera del leasing quien una vez que detenta la propiedad del mismo firma con la empresa vendedora un contrato de leasing financiero sobre el activo vendido.

¿Qué debe figurar en el contrato de leasing?

En un contrato de leasing debe quedar especificado:

·         El tipo de interés nominal que afectará a la operación para la liquidación de los intereses.

·         La periodicidad y fechas de las devoluciones.

·         Comisiones y gastos.

·         Los derechos contractuales en cuanto a modificación del tipo de interés y su comunicación al usuario.

·         Los derechos sobre un posible reembolso anticipado de las cuotas.

En las cuotas de arrendamiento financiero deben quedar diferenciadas claramente la parte que corresponde a la devolución del coste del bien y a los intereses de la operación, y el valor de opción a compra o valor residual, así como el lugar y la fecha de la restitución del bien si no se ejerciera la opción a compra.

¿Cuáles son las obligaciones del arrendatario y del arrendador?

Arrendatario

El arrendatario corre con los riesgos técnicos y económicos: deberá abonar las cuotas, los impuestos y gastos previstos, dar un uso adecuado al bien, dedicarlo a la actividad pactada y mantenerlo en perfecto estado.

Asimismo, el arrendatario está obligado a contratar un seguro que cubra al arrendador de posibles daños sobre el bien.

Además, no se le permite en ningún caso subarrendar el bien a terceros.

Arrendador

El arrendador corre con los riesgos derivados del impago de cuotas y de la devolución del bien si no se ejerce el derecho a compra.

El arrendador está obligado a dar al usuario el equipo que éste especifique y podrá inspeccionar el estado de conservación del equipo y el uso que se le da por parte del cliente.

¿Cuál es la fiscalidad del leasing?

Éste es uno de los mayores atractivos de la contratación de un leasing o arrendamiento financiero pues los bienes adquiridos bajo esta modalidad de financiación gozan de especiales ventajas en el impuesto de sociedades.

Norma general de fiscalidad aplicable al arrendamiento financiero.

La empresa que obtiene el uso del bien en régimen de arrendamiento financiero o leasing podrá deducirse en la liquidación del impuesto de sociedades, según el artículo 115 del Texto Refundido del Impuesto de Sociedades:

a)     Carga financiera de la operación.

b)     El resultado de aplicar al coste del activo el duplo del máximo coeficiente lineal según las tablas de amortización correspondiente al citado bien. En este aspecto hay que tener en cuenta que dicha cuantía no puede superar el importe de pagado en concepto de recuperación del coste del bien durante el ejercicio.

c)      En el caso de las empresas cuya cifra de negocios durante el ejercicio inmediatamente anterior sea inferior a 8.000.000 € se tomará el duplo del coeficiente de amortización lineal según tablas de amortización oficialmente aprobadas multiplicado por 1,5.

d)     En el caso de que se trate de un leasing efectuado sobre un inmueble la parte de recuperación de activos no amortizables no es deducible. Esto quiere decir que la parte del coste del inmueble imputable al solar no será deducible.

e)      El IVA es compensable.

Microempresas y arrendamiento financiero.

Según el actual Plan General de Contabilidad (2007) en el caso de aquellas empresas que hayan optado por la aplicación del PGC Microempresa se indica que podrán contabilizar directamente como gasto la cuota de los arrendamientos financieros.

El problema surge si este gasto será admitido como tal en el impuesto de sociedades. A priori por nuestra parte entendemos que si, habida cuenta de que en la misma norma se establece la no contabilización en el activo hasta que se ejerza la opción de compra y por tanto la imposibilidad de acelerar la amortización de dicho activo.

¿Quién paga el IVA en el leasing?

El leasing evita al cliente el pago del IVA de la compraventa, que corre a cargo de la entidad de leasing.

Este aspecto es especialmente interesante en operaciones de importes elevados, ya que el cliente tardaría bastante tiempo en recuperar el IVA.

¿Quién puede ser sociedad de leasing?

Según la legislación española, el arrendador tiene que ser una empresa específicamente constituida para desarrollar este tipo de actividad, como las sociedades de arrendamiento financiero e instituciones de crédito y bancarias.

Necesita la autorización del Ministerio de Economía y Hacienda y debe estar inscrita en el Registro Especial para este tipo de entidades que existe en el Banco de España.

¿Puede el cliente vender el bien objeto de leasing durante la vigencia del contrato?

Sí, para ello tiene dos opciones: Prepago o Novación.

1.       Por medio del prepago: Dado que a través de un solo contrato, se pueden financiar uno o más bienes, existe el prepago total o parcial dependiendo de lo que se esté enajenando.

2.       Por medio de la novación: El cliente puede vender sus bienes en leasing traspasando (o novando) el contrato, con lo cual se mantienen las condiciones de financiamiento. Para estos casos, el nuevo cliente debe ser evaluado y aprobado por la instancia de riesgos correspondientes.

¿Las cuotas pueden tener una periodicidad distinta a la mensual?

Sí, pueden ser semestrales, trimestrales, si es aprobado por el comité de riesgos del banco o sociedad de leasing.

¿El cliente puede ceder la opción de compra a un tercero?

Sí. Ello debe materializarse a través de un documento notarial llamado “Cesión de opción de compra” y en el que se establezca un precio de traspaso que sumado al monto de la opción de compra corresponda al valor comercial del bien.

Si el cliente devuelve el bien antes de cancelar la última cuota de arrendamiento, ¿cesa su obligación con el Banco o la sociedad de leasing?

No, el cliente deberá continuar cancelando su contrato de leasing.

¿Qué costes hay en un leasing?

1. Comisiones de apertura y estudios:

La cuantía de estas comisiones es, o bien, un porcentaje sobre el valor del bien objeto del leasing, o bien una cantidad en euros. Estas comisiones se pagan a la firma del contrato.

2. Carga financiera:

Son los intereses que lleva consigo el leasing.

Lo normal es que se pacte una cuota conjunta de recuperación del capital más intereses con vencimiento al principio del período. Es decir, que a la firma del contrato se pagará la primera cuota.

3. Seguros:

Es obligatorio asegurar los bienes objeto del leasing. El seguro corre a cargo del arrendatario.

4. Impuestos:

A las cuotas y el valor residual se debe sumar el IVA aplicable según el bien de que se trate:

o        Material e instalaciones de tipo sanitario: 8%.

o        Vehículos de minusválidos: 4%.

o        Resto de las operaciones: 18%.

En el momento de la contratación además, puede que haya que pagar el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales en el caso de que se trate de bienes inmuebles y, en el caso de que el leasing se formalice en escritura pública, el Impuesto sobre actos jurídicos documentados.

Valor residual:

Es la cantidad cuyo pago al final del contrato da la propiedad del bien arrendado al arrendatario.

En operaciones de leasing mobiliario suele ser una cuota más o un pequeño porcentaje del valor del bien.

Normativa aplicable

·         Ley 26/1988, de 29 de Julio, de disciplina e intervención de las entidades de crédito. Aquí se definen las operaciones de leasing.

·         Circular 8/1990 del Banco de España (sobre contratación y protección a la clientela), a la que están sometidas todas las entidades que pueden realizar operaciones de leasing.

Ventajas e inconvenientes

Ventajas:

·         Financia el 100% del precio.

·         Ofrece beneficios tributarios, de acuerdo con la legislación vigente.

·         Los cánones son considerados 100% gasto y disminuyen la base de tributación.

·         Incentiva a reemplazar el equipo ya envejecido y protege contra la inflación, por cuanto que el uso del bien se obtiene a cambio del pago de unos cánones de arrendamiento fijados en el momento de la firma del contrato.

·         Libertad de decidir en un momento dado si se prefiere adquirir un bien o simplemente utilizarlo en un plazo de tiempo para luego deshacerse de él.

·         No es obligatorio adquirir el bien al finalizar el contrato.

Inconvenientes:

·         El carácter irrevocable que tiene implica un compromiso de esta naturaleza durante un determinado período de tiempo.

·         Las cláusulas penales previstas para el caso de que el arrendatario incumpla alguna de las obligaciones establecidas en el contrato.

·         Un bien se puede alquilar con una opción de compra en un momento específico, y ese precio puede ser más barato en el futuro.

·         Los intereses son gastos que no son asumidos si se produce una compra.

·         El precio del valor residual del producto que se arrienda puede convertir el precio final del bien en cuestión en un producto caro.

 

Ficha revisada octubre de 2011.