Antes comentábamos la esfera de influencia "más alejada" de la empresa, ya que afirmamos que no podemos considerar a una empresa como un ente aislado, que era el entorno general.

Existen otros factores ambientales que dependen del sector o industria en el que la empresa desarrolla su actividad productiva y que representan su entorno general o específico.

Siguiendo el modelo de las cinco fuerzas competitivas de Porter, estas las podemos agrupar y clasificar en:

Lo que vamos a hacer a continuación, es analizar el entorno específico a través a de estos cuatro elementos en los siguientes puntos:

PROVEEDORES

Nos detendremos en este punto en el análisis de los proveedores.

Los proveedores

Los proveedores pueden ejercer poder de negociación sobre los que participan en un sector industrial amenazando con elevar los precios o reducir la calidad de los productos o servicios. Los proveedores poderosos pueden así exprimir los beneficios de un sector industrial incapaz de repercutir los aumentos de costo con sus propios precios.

Michael Porter.Estrategia competitiva. Técnicas para el Análisis de los Sectores Industriales y de la Competencia.

Los proveedores son los que inician el canal del sistema micro ambiental de la empresa, ya que el origen de los productos que llegan al consumidor está en los recursos que suministran para su producción y comercialización.

La importancia de los proveedores es vital debido a que inciden en gran medida en la oferta de la empresa, pudiendo transformarse las relaciones establecidas con ellos en una ventaja competitiva: de su adecuada gestión depende el precio final del producto, su calidad e incluso su potencial oferta al mercado.

El empresario debe ser consciente de la importancia de escoger bien a los proveedores y establecer con ellos acuerdos claros y bien especificados. Deberá estudiar el mercado de proveedores antes de decidirse por unos u otros e identificar sus modos de trabajar.

Debe conseguirse:

Criterios de valoración

Es necesario seleccionar los proveedores que reúnan las cualidades más idóneas en función de algunas características. Entre otras, proponemos de una manera simple:

Este análisis de los proveedores se hace, por lo tanto en función de: Recordemos que la elección de un buen proveedor, puede condicionar el presente y el futuro de la empresa, ampliando aquí el concepto de proveedores a cualquier tipo de empresa que me proporcione los recursos necesarios para realizar la actividad.

Si vendemos ordenadores, podríamos entender el concepto de proveedores como los distribuidores de las diferentes marcas de fabricantes de componentes que luego nosotros vendemos.

Sin embargo, es tan importante esto, como encontrar a un buen proveedor de recursos financieros, un buen proveedor de servicios de asesoramiento empresarial, un buen proveedor de selección de recursos humanos, un buen proveedor se servicios de seguros y mantenimiento, etc.

Hay que plantearse como norma, tener siempre varios proveedores aunque sólo se trabaje con uno. No se puede trabajar con el primero que pase por la puerta, de la misma manera tampoco nuestros clientes le compran al primero que le aparece por la puerta. Esto se aplica a la mayoría de los sectores y productos aunque esta norma se incumple, por ejemplo, en las compras por impulso.

Búsqueda y selección de proveedores

El proceso de selección de proveedores tiene los siguientes pasos:

Algunas de las fuentes de información más habituales son:

Una vez se ha confeccionado la lista de posibles proveedores se inicia el contacto directo para solicitarles la información que interesa obtener. Se debe insistir en que respondan a los siguientes aspectos:

Elaborar una ficha para cada proveedor  (que se agrupará para cada producto) y un cuadro comparativo en el que se reflejen las condiciones ofrecidas por todos los proveedores.

Procesos de externalización

En los apartados anteriores nos hemos referido fundamentalmente a los proveedores como suministradores de aquellos materiales necesarios para la fabricación de nuestro producto o la ejecución de nuestro servicio.

Estamos asistiendo en la actualidad, a un nuevo alcance de estos suministros.  Las empresas, en general, no cuentan ni con el tiempo ni con la especialización suficiente para desarrollar de manera competente la totalidad de actividades empresariales. Cada vez es más frecuente acudir a la externalización de servicios, delegando distintas funciones en manos de profesionales.

EXTERNALIZACIÓN - OUTSOURCING

Es una imparable tendencia de la gestión estratégica basada, eso sí, en subcontratar actividades y procesos, pero que se distingue por perseguir la excelencia mediante la concentración de los recursos de la empresa en las actividades que crean valor.

Algunas actividades han sido tradicionalmente subcontratadas, como los servicios jurídicos o el mantenimiento de los sistemas de información. Pero hoy el abanico de actividades externalizadas alcanza la administración de nóminas, la atención telefónica y demás servicios al cliente, la logística, la formación y muchas otras, incluyendo la gestión entera de los sistemas informáticos.

Su implantación puede arrancar de la oportunidad de reducir costes o, más exactamente, de convertir ciertos costes fijos en variables, que es lo que inmediatamente ocurre cuando una empresa descarga en otra la gestión de algún proceso. Esto no tiene por qué ir acompañado de una fraudulenta dejación de responsabilidades: a pesar de la diversificación, la empresa debe  lograr una gestión integrada de todos los procesos que, en su conjunto, den lugar al correcto funcionamiento de la misma.

La gran ventaja de la externalización es que asigna los recursos del sistema entero de forma más eficiente, al permitir que las empresas se dediquen a sus actividades centrales, su razón de ser. Los procesos externalizables no crean valor en la empresa que subcontrata porque no están ligados a sus competencias distintivas. Pero sí lo crean en otras empresas que tienen dichos procesos como área de especialidad. Barrer y fregar no crea valor en una compañía de seguros o en una gran superficie, pero sí en una empresa de limpieza.

Resumen

Queremos resaltar una vez más la vital importancia que tiene para la empresa un correcto  análisis de  los proveedores:

― Determinar qué se desea adquirir.
― Establecer criterios de valoración.
― Planificar sistemas de procura de búsqueda y selección de proveedores.

Se ha destacado que en la actualidad, mediante la externalización, los proveedores no reducen su misión a un mero aprovisionamiento de materias primas sino que, en ocasiones, de forma creciente están presentes  en  la empresa a lo largo de los distintos procesos de gestión, incidiendo de manera directa en el resultado final de su imagen en el mercado.

La empresa no puede delegar en los proveedores  responsabilidad en su totalidad; es misión suya integrar todos estos servicios aunándolos y dirigiéndolos al logro de los objetivos propuestos.